Régimen de visitas injusto, y además obsoleto por cambio de horarios de trabajo

Mi marido tiene 2 hijas con su ex-pareja de hecho. Cuando se separaron, tuvo una mala asesoría legal, y se llegó a firmar un acuerdo, que posteriormente dio validez el juez, el cual lo único que dictó fueron las cuantías de pensión alimenticia y el pago de la hipoteca común a mitades, atribuyéndose a ella el uso de la vivienda, por haberse quedado ella la custodia de las niñas.

El problema: actualmente mi marido cobra unos 500€ menos de lo que cobraba en el momento de la sentencia, le han trasladado en el trabajo, y ahora tiene diferentes horarios de trabajo, aparte de no tener un cuadrante fijo como lo tenía con anterioridad, por lo que, como en la sentencia están marcados los horarios de recogida y entrega, por lo que el no está cumpliendo la sentencia en este sentido (en el horario que tendría que recoger las niñas esta trabajando) además en la actualidad, tras pagar la hipoteca del piso en dónde vive su ex con las niñas, la pensión alimenticia de las niñas y la mitad del alquiler de nuestra vivienda, le quedan únicamente 50€ de su sueldo, por lo que, de no pagarlo yo, no podría ni comer, o pagar el transporte hasta su puesto de trabajo, ni pagar los gastos de la casa (a medias conmigo) esta situación es así desde su cambio en el trabajo (fruto de un ere parcial en la empresa en la que trabaja), el ha solicitado un abogado de oficio para pedir la modificación de medidas, pero la letrada que le tocó le trató muy mal, por lo que le recomendaron desde una asociación para padres separados renunciar a ella y volver a pedir otro abogado transcurrido un plazo prudencial.

Ahora ya lo ha vuelto a solicitar, pero mientras que se lo conceden, y teniendo en cuenta que ella esta en pie de guerra, buscando la mínima para crearle más problemas, ¿Qué podemos hacer mientras tanto, ya que esta incumpliendo el con las recogidas de las niñas (jamás las ha tenido más tiempo que el legalmente establecido, de hecho, siempre que hay que cambiar algo, el sale perdiendo mucho) pero es que ella no le coge el teléfono en los horarios de llamadas de las niñas, las lleva a un colegio para el que no tenía permiso de el para matricularlas, etc. y ya está desesperado, ya que no tiene medios para poder pagar un abogado privado (como hizo al principio).
Sí nos pueden orientar sobre los pasos a seguir, se lo agradeceríamos, ya que no le vemos salida al problema…

Cristina P.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *