Abogados Penalistas en Sant Josep de Sa Talaia

En el escenario del nuevo sistema procesal penal, juicios penales quiere propagar los derechos que reconoció y nuevos procesos que estableció la reforma que otorga tanto a víctimas como imputados varias salidas a la solución de un problema legal. El nuevo sistema procesal penal consagra el principio de igualdad de armas entre imputado y víctima, ya que, al ser públicos los juicios se termina con los procesos secretos en la etapa de sumario, etapa en que las personas no tenían conocimiento de las diligencias que llevaba a cabo el juez y se perjudicaba de manera directa el principio de la bilateralidad de la audiencia que tiene que presidir todo juicio justo, o sea, un debido proceso, en que el derecho a ser oído es un derecho básico del ser humano. Además, para salvar los atropellos que se perpetraban y de esta forma impulsar las funciones de conocer, juzgar y hacer ejecutar lo juzgado (que antes estaban radicadas en solo una persona), esta nueva reforma establece organismos diferenciados para una pronta aplicación de justicia.

  1. Complejidad del caso: Hechos que abarcan una o más figuras penales.
  2. Simplicidad del caso: Si el cliente tiene o no antecedentes anteriores, etc.
  3. Gravedad de la pena asignada al crimen.
  4. Pruebas existentes.
  5. Agravantes o atenuantes del caso.
  6. Si se persigue o no la responsabilidad civil para el caso.
  7. Esto que hemos señalado antes se aplica a las querellas, es decir, a la forma en que la víctima persigue la responsabilidad penal por el delito.
  8. Los tramos en que proceda asumir la defensa: Tipos de procedimiento, si son abreviados, simplificados, monitorio o juicios orales en si.

¿Cuáles son las labores de un abogado?

La función del abogado posee una gran relevancia en el desarrollo de una sociedad y lograr hacer de la justicia base de la construcción de la democracia en un país. Existe un vínculo fundamental entre el ejercicio de la abogacía y las normas de ética laboral. Esto solo se logra con una vocación de servicio hacia las personas y con respeto a las normativas deontológicas. La abogacía cumple una función social significativa y necesaria para obtener la justicia y el bien común .

El abogado por ende debe saber la ley, perseguir la justicia y actuar con prudencia. El abogado es un intérprete de la norma jurídica, pero no olvidemos que las normas legales son de carácter general y requieren que sean especificadas y utilizables al caso práctico. El abogado es quien primero interpreta la normativa y propone su utilización al juez en el caso práctico y real; además es quien está a cargo de la responsabilidad del proceso y de interponer los medios contra las condenas que no se acomodan a la ley. Para esa interpretación necesita todos los conocimientos científicos y para que logre ser aplicada en la práctica, requiere los conocimientos del arte o de la trayectoria o praxis del mismo abogado.

De esta forma, el abogado junto con los jueces y actuarios, participa en la actualización de la justicia y el estado de derecho para conseguir la invulnerabilidad jurídica. De igual manera el abogado debe estar en contacto constante con la autoridad legislativa, para colaborar en la elaboración de leyes, porque además posee experiencia práctica en la utilización de las normativas.

Además, el abogado debe considerar el afianzamiento de la invulnerabilidad jurídica como uno de los más importantes fines del derecho, y para ello es fundamental que el abogado tenga un conocimiento actualizado, por medio de la capacitación profesional continua en todos los ámbitos del derecho, y para esto es fundamental el que el abogado cuente con un modelo de colegiación apropiado, que le facilite su labor.

Abogados Penalistas en Sant Josep de Sa Talaia Abogados Penalistas

Recuerde que, como ciudadano, usted tiene ciertos derechos y libertades, establecidos por la Constitución Española y las normas de aplicación, cuyas más destacadas manifestaciones están en los artículos 17, 24 de la Constitución Española, como también en los artículos 118 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Tenga en cuenta que si es denunciado o se encuentra en un procedimiento legal, posee el derecho, a partir del momento en el que toma conocimiento de su imputación, a:

  • Ser asistido por un abogado a su elección.
  • No declararse culpable.
  • No contestar a ninguna o alguna de las interrogaciones que se le realicen.
  • Ser asesorado por Médico Forense, en el supuesto de sufrir agresiones.
  • Ser pieza importante del proceso, siendo capaz de pedir diligencias de investigación.

Si, por el contrario, es usted el afectado de un delito o falta, debe conocer que tiene del mismo modo la opción de formar parte activa del procedimiento, teniendo que, para ello, designar un abogado a su elección. Nuestros abogados defenderán sus intereses y lo mantendrán al tanto de todas las novedades en los procedimientos legales encomendados.

Derecho penal español

Velamos por los intereses de nuestros defendidos en cada uno de los delitos contemplados por el codigo penal español, con una destacada trayectoria en delitos contra la salud publica, delitos contra los bienes (robos,fraudes, entre otros), crímenes contra las personas (lesiones, homicidios).

De la misma manera intervenimos en todo tipo de proceso legal, sea juicio de faltas, como procedimientos abreviados, sumarios o tribunal del jurado, con una gran presencia en la Audiencia Nacional, lo que ha impulsado la instalacion de nuestras oficinas centrales en Madrid.

Nuestros servicios

  • Delitos, de todo tipo.
  • Delitos por lesiones.
  • Alcoholemias.
  • Reclamación de indemnizaciones por accidentes de circulación.
  • Reclamaciones por accidentes de tráfico.
  • De tipo económico, tales como apropiación indebida, Falsificaciónes, estafas, blanqueo de capitales, delitos societarios.
  • Contra la propiedad intelectual e industrial.
  • Delitos administrativos.
  • Prevaricación.
  • Malversación de fondo.
  • Delitos urbanísticos.
  • Secuestro.
  • Amenazas.
  • Tortura.
  • Agresión sexual.
  • Violación.
  • Abuso sexual.
  • Provocación sexual.
  • Impago de pensiones.
  • Acusación y denuncias falsas.
  • Simulación de delitos.
  • Deslealtad profesional.
  • Quebrantamiento de condena.
  • Violencia de género.
  • Delitos contra las instituciones de Estado.
  • Delitos contra la seguridad social y el derecho de los trabajadores.
  • Delitos contra la hacienda pública.
  • Otros delitos.
  • Contra el patrimonio histórico.
  • Robos, hurtos, daños.
  • Delitos contra la salud pública.
  • Defensa y acusación.
  • Defensa y acusación particular por comisión de delitos.
  • Asistencia al detenido en los juzgados y ante la policía.
  • Defensa en juicios penales, en juicios de menores.
  • Acusación particular.
  • Tribunal supremo.
  • Juzgados de instrucción.
  • Audiencias Provinciales.

Nuestro deseo es solucionar sus inconvenientes presentes. y los futuros.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *