Abogados Penalistas en Villasdardo

Somos un equipo de abogados penalistas con una sólida trayectoria profesional tanto en la asistencia legal a la parte denunciada, procesada y/o acusada en un proceso legal, así como también en el resguardo de sus intereses como acusación particular, reclamándole la máxima compensación que le pudiese corresponder en cuanto a responsabilidad civil.

El juicio previo y única persecución: No procede procesar a una persona dos veces por un mismo delito, y tampoco por comisiones especiales o ad – hoc, ya que forma parte de una garantía del Estado de Derecho. Es en este punto donde resulta relevante Recurrir de Amparo en aquellos casos en que la libertad individual se ve amenazada o perturbada por un hecho injustificado de autoridad no concedida para esto, o que actuando con la investidura que la autoridad le otorga, lo hace fuera de las atribuciones que la misma ley le da. Lo que hace procedente acudir a la judicatura o a los tribunales superiores dispuestos por ley.

El resguardo de la Víctima: Cabe dentro del proceso penal tanto la reparación del daño realmente causado como los efectos civiles del delito, o del que produzca propiamente el crimen, como por ejemplo sucede con los delitos financieros, caso en el que procuramos actuar tanto en la defensa de la víctima y la protección de sus derechos, por medio de la querella y demanda civil pertinente, como también en relación al imputado al que se le presume la participación en un crimen.

El viejo principio pro – reo: Que indica que las leyes relacionadas al imputado de todo tipo de falta o delito abarcado en ámbito penal, se ejercerán rescatando el derecho de los mismos de que se les aplique la ley más adecuada, nunca la menos favorable, lo que cubre también a los efectos de la ley penal en el tiempo, esto es, que las leyes penales se ejercerán a los procesos que ya han comenzado, salvo si una ley previa contuviese disposiciones más favorables al inculpado.

¿Cuáles son las funciones de un abogado?

La tarea del abogado posee una fundamental relevancia para desarrollar una sociedad y en la consecución de la justicia como pilar de la democracia para un gobierno. Existe un vínculo imprescindible entre el desempeño de la abogacía y las normas de ética laboral. Esto solamente se consigue con una vocación de servicio a las personas y un esmerado respeto a las normativas deontológicas. La abogacía tiene una función social importante y fundamental para alcanzar la justicia y el bien común en la sociedad.

El abogado por tanto debe conocer la ley, perseguir la justicia y ser prudente. El abogado es un intérprete de la normativa jurídica, pero no olvidemos que las normas legales son de tipo general y necesitan que sean especificadas y utilizables en la práctica. El abogado es quien primero analiza la normativa y propone su aplicación al juez en el caso práctico y real; también es el encargado de la responsabilidad del procedimiento y de interponer los recursos contra las condenas que no se acomodan a la ley. Para esa interpretación requiere todos los estudios científicos y para que pueda ser aplicada en la ejecución, necesita la enseñanza del arte o de la experiencia o praxis del mismo abogado.

En tal virtud, el abogado junto con los jueces y actuarios, participa en la modernización de la justicia para conseguir la invulnerabilidad jurídica. En igual modo el abogado debe estar en contacto constante con la autoridad legislativa, para cooperar en la creación de leyes, porque además tiene experiencia práctica en la aplicación de las normativas.

Por otra parte, el abogado debe tener en cuenta la consolidación de la seguridad jurídica como uno de los principales propósitos del derecho, y para ello es fundamental que el abogado tenga un conocimiento actualizado, completo, veraz, a través de la preparación constante en todos los ámbitos del derecho, y para esto es fundamental el que el abogado cuente con un modelo de colegiación apropiado, que le facilite su labor.

Abogados Penalistas en Villasdardo Abogados Penalistas

Cuando están en juego temas fundamentales, como lo son la libertad, el honor o los bienes debe ser siempre asesorado por un abogado. Tomar una línea de defensa a partir del principio es nuestra única posibilidad de éxito.

La tarea de un abogado es de prevención; podría evitarse distintos problemas si es asesorado por un especialista antes y no después de tomar una decisión que, muchas veces, podría tener repercusiones en su vida a futuro o en su patrimonio a lo largo de mucho tiempo.

El método que empleamos es el siguiente:

  • Evaluaremos su caso en una primera visita, si el caso no dispone de solución se lo diremos en el momento.
  • En el caso de que veamos que tenemos la oportunidad de asesorarle, le ofreceremos un presupuesto detallado de nuestros honorarios, para que Ud sepa a partir del primer momento el coste, sin comprometerlo.
  • Siempre proponemos un seguimiento individual y constante de sus asuntos. Nuestro largo y reconocido prestigio nos respalda.
  • Para nosotros es de una gran significación mantener la confidencialidad, sin filtros, de cada una de las comunicaciones abogado-cliente, respetamos su situación.

Incidentes de Tráfico

Cuando hay un accidente de tráfico se personan las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, los que levantan un testimonio que en una gran cantidad de casos se hace llegar al Juzgado de Instrucción y permite el comienzo de las Diligencias Previas a un Juicio Rápido.

Nuestros abogados están listos para responder con rapidez en cuanto se les encomienda un asunto de accidente de tráfico.

Aparte de las incidencias penales, un accidente de tráfico puede requerir la asesoría jurídico para mediar entre las empresas de seguros o en la sanción administrativa que corresponda. Nuestros abogados brindan orientación a las víctimas y familiares de las víctimas de un incidente de tráfico, así como al imputado, en la responsabilidad penal, civil y administrativa.

Servicios

  • Defensa.
  • Defensa en juicios de menores.
  • Delitos y faltas.
  • Delitos de falsedades falsificación de documentos.
  • Delitos contra la salud pública.
  • Fraudes alimentarios.
  • Delitos contra las personas: homicidio, parricidio e infanticidio, asesinato, auxilio e inducción al suicidio, agresiones
  • Delitos contra la libertad y seguridad: coacciones, amenazas, sustracción de menores, allanamiento de morada.
  • Delitos contra el orden público: atentado contra la autoridad.

Cuéntenos la situación y ejerza sus derechos con todas las garantías.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *