¿Es posible demandar por negligencia médica?

A pesar de que pueda parecer lo contrario, las negligencias médicas suceden con más regularidad de la que muchas personas creen. No son pocos los proveedores de asistencia sanitaria que, en ocasiones, causan lesiones a un paciente por haber realizado mal algunas prácticas médicas.

Estas negligencias son denunciables, y si has sido víctima de una mala práctica médica puedes demandar al médico responsable de la negligencia o al hospital en el que éste trabaja.

¿Cómo demandar por negligencia?

Es fundamental saber enfocar una demanda por negligencia médica. A quién tienes que demandar y a qué corte presentar dicha demanda.
Es posible que, en lugar de demandar a la persona responsable de la mala práctica médica, sea más favorable para el afectado presentar la denuncia contra el hospital o clínica en el que trabaja el proveedor de asistencia sanitaria que ha cometido la negligencia.

¿Es posible demandar por negligencia médica? Abogados Online

Para poder tener éxito en el proceso deberás demostrar que el médico ha, efectivamente, llevado a cabo una práctica negligente, ya sea por no haber tenido cuidado a la hora de realizar una intervención o por una mala lectura del diagnóstico.
Deberás tener pruebas de que se ha realizado dicha negligencia, para ello reúne todos los papeles referentes a la cita y a la intervención que se te ha realizado. También deberás contratar a un médico que sea neutral y que pueda demostrar qué tan graves han sido los daños que has sufrido por la mala práctica del médico.
El peritaje también será de gran importancia, pues es cuando se demuestra qué daños has sufrido y cuáles son las consecuencias de la negligencia, no solo físicamente sino también los impedimentos que se pueden llegar a tener para llevar una vida normal.

¿Cómo tener éxito en tu demanda?

En abogadoszaragoza.net nos comentan todo lo que necesitamos saber para tener éxito en un caso de negligencia médica. Donde nuevamente encontramos que el peritaje juega un papel fundamental para probar que la negligencia ha existido y cuál ha sido su gravedad en el paciente.

También es importante aprovechar el comienzo del pleito judicial y el proceso de presentación de la demanda para solicitar los documentos que sean necesarios para poder probar la mala práctica, en caso de que hiciese falta algún documento más para poder presentar la demanda o que éste sea de ayuda para que el proceso responda a las expectativas.

Si se da el caso de que el veredicto no es favorable se puede recurrir la sentencia para que sea nuevamente revisado y haya una nueva sentencia por parte de la corte.




Califica este Artículo:
0 / 5 (0 votos)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *